Dr Carlos Cuesta Romero

  /  Nos parece interesante   /  Carta de una paciente publicada en el periódico Las Provincias

Carta de una paciente publicada en el periódico Las Provincias

‘Chapeau’ para el cirujano Carlos Cuesta Romero

A Valencia me llevaron mis pasos. Ciudad de la luz y de la alegría, villa de gente hospitalaria de espíritu noble. Buscaba un cirujano mientras huía de la falta de humanidad conocida en mi pasado, que melló mi ánimo y ensombreció mi espíritu en los momentos en que me preocupaba la salud. Quizás por lo que escribió J. Narosky: «El médico que no entiende de almas, no entenderá cuerpos».
En Valencia me topé con D. Carlos Cuesta Romero, un Maimónides del siglo XXI. A sus espaldas, una dilatada trayectoria profesional. Lo sentí caminando por la senda de la humildad y con Dios en sus manos. Arropado por un fabuloso equipo y una encantadora esposa, esculpe el cuerpo aniquilando el dolor. Ahuyentó mi zozobra y su exquisito trato humano, evaporó mi angustia previa al quirófano. No todas las personas se olvidan del bien recibido. Mil gracias, Doctor Cuesta, y a todos aquellos doctores para los que, a diferencia de otros muchos, la cirugía y la sanación no son una obligación impuesta por su titulación, sino que saben hacer de ellas un arte.

Ver original en Las Provncias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies