¿Qué es y cómo se realiza?

La corrección quirúrgica de la morfología, posición o dimensiones del mentón en una mandíbula normal, para equilibrar las proporciones de la cara, se denomina mentoplastia.
El estudio individual de proporciones esqueléticas de la cara, incluyendo la implantación dental, así como de partes blandas que las recubren, permiten establecer las modificaciones requeridas para equilibrar tanto perfil facial como la imagen frontal.
Cuando existen malposiciones dentarias y anomalías mandibulares, pueden tratarse con ortodoncia y cirugía ortognática. Tratamientos, que pueden ser coordinados o conjuntos con mentoplastia.

 

¿Cuáles son los requisitos para esta mejora?

Aquellas personas que en su mayoría de edad, padezcan déficit de proyección anterior de su mentón (microgenia), o bien la condición contraria, el exceso, resultando en un desequilibrio facial.
La corrección obtenida con material aloplástico (prótesis) es muy limitada, hallándose indicada en menos personas. En tanto que genioplastia deslizante permite una corrección facial en varios planos, mejorar asimetrías, y además favorecer el resalte labial.

Formas de realizar la mentoplastia

La realizamos siempre en quirófano de centro hospitalario homologado, generalmente bajo anestesia general cuando se trata de osteotomía deslizante de mentón, o anestesia local más sedoanalgesia en las prótesis. La prótesis de silicona (material aloplástico), mediante una acceso intraoral para crear el alojamiento preciso delante del reborde del mentón, o a través de piel en pliegue inferior mentoniano, con cicatriz reducida.
Si la corrección es mayor, indicamos una genioplastia deslizante, con abordaje intraoral que respeta raíces dentarias y fibras nerviosas (se estudia con ortopantomografía preoperatoria), para permitir un avance del mentón que estabilizamos con material de osteosíntesis. Esto nos permite corregir simultáneamente el descenso de partes blandas.
Si además la porción intermedia del mentón o sínfisis requiere ser modificada, acortarla o alargarla, extirpamos o bien interponemos una cuña de hueso respectivamente.